"Y no te quiero lejos" de Ximena Cobos Cruz


Ximena Cobos Cruz, estudió Letras Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Actualmente estudia Ciencias Sociales en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, a paso lento. Es editora del medio de comunicación independiente Enpoli, Entre política y Literatura; así como co-creadora del proyecto Ingrávida, dedicado a la difusión y análisis de la literatura escrita por mujeres. Es feminista en formación y poeta (aunque cueste nombrarse). Ha publicado en medios tanto impresos como digitales, algunas de sus obras se pueden encontrar en Puf!, Larvaria, Rojo Siena, Revista Marabunta, Sierpe y Granuja, entre otros.




Y NO TE QUIERO LEJOS


No quiero soltar mis amigas

en países más fríos que acá

Estamos heridas y cicatrizadas

Vez tras vez

Y a una no le alcanza la saliva

para lamerse tanta herida a solas,

con ventanas abiertas

que dan a paisajes que les duelen

como levantarse de la cama


Y cómo salir huyendo

cuando han sido muchas las caídas

Y entonces el mensaje

apenas formal para decir

“Esta vez no puedo”


Y cómo poder tomarlas de la mano

para que se tiren en la sala

Devastadas

Cortadas nuevamente

a navaja limpia,

como suenan las palabras


Si a veces una también está rota

porque la herida misma nos atraviesa

desde la historia que se dictó para

Nosotras


Y cómo soltar mis amigas

en paisajes que les han sido tan ajenos

Con el miedo calando el esqueleto chiquitito

de aquella que viajó sin saber lo que aquel país le deparaba


Quisiera ver volver a mis amigas

con la sonrisa que calma saberte aterrizada nuevamente

Abrazadas, cobijadas, aunque la distancia tenga

que volver a ponerse en presente


Desearía volver a ver partir a mis amigas

a explorar tierras lejanas

sin llorar la herida que nos quema desde adentro,

parir la tierra que nos haga sentir firmes

sin importar el paisaje que cruce las ventanas


Que París deje de ser llanto y California duelo,

que Italia nunca más sea un desencuentro


Que cada una sepa cuando la nombro

ser siempre cadena, soporte, apego

y armario donde ir a escondernos

en caso de que la necesidad se vuelva apremio.


237 vistas

Entradas Recientes

Ver todo