Tres poemas de Carolina Porras Alvarez


Actualmente reside en Cd. Juárez donde cursa el internado médico en el Hospital General de Cd. Juárez como médica interna de pregrado. Siempre ha sentido el placer que da el arte y el conocimiento en general, razón por la que se ve inclinada a la creación artística. Ha participado en algunos concursos literarios en la categoría poesía en donde ha sido publicada en el poemario español Autor/ Libro de Jóvenes Escritores Nº4 por la editorial HAGO COSAS Spain en el año 2018.




TRANSMUTACIÓN


Me deslizo entre tus poros,

me caliento sobre tus pensamientos.

Mis ojos ven con deseo

la realidad que una vez encarné.

Remedio de alucinaciones,

melodías que penetran tus anhelos.

Desapego de creencias,

eterna e inocente lucha entre el ego y el amor.

Aún sabiendo que todo es como debe ser,

no puedo dejar de imaginar cómo sería

si yo lo manipulara.

Entrégame tus demonios,

yo los domaré,

yo los besaré,

yo seré la paz

que tanto necesitan.

Abrigo de hedonismo,

sed de felicidad afrodisíaca;

sonido de suave resistencia,

que se humedece

al pensar de tu significado.




DESGRACIA SEMÁNTICA

Dime tus palabras,

dime lo que quieres decir.

El ahora es inaudito,

el ayer es inexpresable.

Mi alma llora lamentos que no son míos,

cuerpo que padece melancolía de raíz colectiva.

Rayando en lo indecible

me muero por gritar estas palabras

que son mi dolor.

Describo el arrebol somnífero

de un mundo místico en el cual

solo puedo vivir yo.

Drogada entre la multitud,

me embriago de metafísica

pues la realidad no puede seguirme el paso.

Escondida entre la hierba

del lenguaje,

del código insuficiente

que me permite decir

lo que no puedo abarcar del todo.




CORAZONCITO EXISTENCIALISTA


Escucho sonidos que no son míos

y los entiendo

como si los hubiera parido.


Mis manos se queman

con el fuego de mi alma,

ah, mi maldición es

que no tengo nada de maldita.

Primero muero antes que renunciar al ser,

divina comedia con tintes de amargura.

Si sé que esto no existe

y a la vez existe,

¿por qué he de llorar?

Pregúntale al amor todos tus miedos

y recibe su encomienda,

el don de curar.


282 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo