Dos poemas de Margarita Díaz de León


Doctora en Humanidades en Teoría Literaria. En la Universidad Autónoma de San Luis Potosí es coordinadora del Diplomado en Estudios Literarios. Crea, produce y coordina performances escenográficos de divulgación de la poesía y la música, con canto, danza y teatro. Asimismo, es docente de cursos y talleres literarios en el Departamento de Arte y Cultura. Ha publicado artículos académicos en revistas especializadas, con participaciones en festivales y congresos literarios nacionales e internacionales. Es coordinadora del taller “Literatura EnEspiral”. Es cofundadora de grupos que promueven la música y la poesía: “Slam Poetry”, “LitteraKura” y “Art Café”. Es autora de los poemarios En Escala del 15 al 26 y Falda al viento. Próximamente publicará los poemarios: En Escala del 15 al 26 ReVisitación y Cuarto Creciente.




CLAMOR


El torbellino del clamor corta las cañas

la corteza se desprende, se cierran las flores

las aves pierden sus alas

la ingrata tristeza son vientos de aludes negros


Mi mundo rueda por la pendiente

oscuro y brillante mi pelo

cubre la humedad de mi faz ardiente

golpean mis puños castaños y robles

que estallan en ritmos de rojo rojizo

en toda mi piel se expresa el dolor

estoy envuelta en la capa de una tormenta negra

la tarde palidece y el invierno cierra mi garganta


Lloro

su cuerpo está perdido, la maldad me la ha robado

han violado a mi hermana

la han arrastrado por calles ennegrecidas

la han amordazado, la han silenciado

alguien tiene que salvarla, por favor


Traerla a mis huertos de flor

a mis tardes musicales de campana

al arrullo de mi abrazo, cuenco de hierro

para escuchar la cadencia de su respiración

la vida en su canto


Quien la salve será la fuerza de mi aliento.







TANTAS MUJERES NOS DUELEN


En los puentes aledaños a la torre de marfil

la voz poética nos ayuda a resistir


Cuando cae el golpe sobre el cuerpo indefenso

el poema se revela ante la perversión humana


Indignadas miramos la farsa del victimario

la agresión de su pulsión

gesta la revancha a tanto duelo silenciado

Engaño, lujuria, secuestro, violación, muerte

la violencia desatada sobre el cuerpo curvilíneo

tantas mujeres nos duelen

Por los cuerpos arrebatados

por las vidas que nos faltan levantamos la palabra


Las que miran aquí no somos mujeres de silencio

empuñamos el arte contra el olvido

somos elegía colectiva

herida que canta y versa el daño en la piel

por tanta mujer mancillada

La sangre que corre entre las piernas de mi hermana

será cuchillo clavado en el hombre por la espalda


La palabra que nos falta la escupiremos como grito

abriremos la tumba del mutismo con poemas y canciones

con gramática inhumana

grabaremos sobre la palabra de la carne

la mirada de mi hermana suplicante de justicia


Por tanta historia de sangre

levantamos el puño

nuestra voz será venganza sobre el rojo del paisaje


Suena fuerte nuestro paso de mujeres

sobre la injusticia del silencio.


114 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo