Dos poemas de Brenda Anahí Tirado




ÁNGELES DE CRISTAL ROTO



Me encuentro acostada.

en ángeles de cristal roto

quizás son suave arena,

sobre mi piel

alas rotas

son míos los destrozos

pero nunca fui ángel.

Mujer soy

nacida en un mundo de derrotas

negada para volar entre los otros

hecha mujer de varón a la fuerza

por hombres de barro y arena.

Pero no necesito ser ángel

para tener alas

tampoco gorgona

para denostar tragedia

Mujer nací, mujer sufrí

no necesito hombre que me haga santa

que me defina y me quiera blanca.

Estoy sobre ángeles de cristal roto

aprendí a caminar

estoy herida

luchando por ser mía

volando con alas malheridas.


Tengo una amiga con los ojos en el cielo

hoy ha sangrado el mar entero

los caminos largos le placen

tanto le debe al cuerpo que

sus pies no desean recorrerlos.

Duerme entre siluetas ajenas

aún no encuentra la suya

ella es ausencia

oleaje salvaje en la memoria

deambula en una línea de suspiros

es enredadera de contradicciones

los deseos se le escurren,

pero la vida le sigue atada al cuerpo

ella no sabe, no entiende por qué

¿Por qué sigue aquí

si tanto anhela un firmamento?

Tuve una amiga con los ojos en otra vida

hoy voló de la cornisa,

espera el cielo.


38 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo