Poemas de Betty Sánchez


Norma Beatriz Sánchez Sánchez (Betty), poeta mexicana radicada en San Diego, California. Miembro Activo de los grupos literarios Escritores del Nuevo Sol y Círculo de Poetas & Writers. Sus poemas se han publicado en las antologías Voces y Cuentos del Nuevo Sol, The Border Crossed Us, Poesía en Vuelo, Soñadores; Mujeres de Maíz Zine, St. Sucia, la revista en línea, La Palabra y en el fanzine comunitario y colectivo, Cantera. Ha participado en el Primer Concurso de Poesía Latinoamericana en Español, Colectivo Verso Activo, el XIX Congreso Internacional de Literatura y Estudios Hispánicos y el Festival Internacional de Poesía, Comala, Pueblo Blanco.






MUJER


Hoy conmemoramos a la mujer trabajadora,

a la pionera que abrió el camino al voto;

reconocemos a la que con su lucha y resiliencia

consiguió los derechos que ahora disfrutamos.


La celebración está pendiente,

sucederá cuando se hayan desnormalizado

la violencia de género y la cultura de violación,

cuando las mujeres ya no sean estadísticas

ni datos empolvados en informes oscuros e inconclusos.


¡Éramos de tierra, ahora somos de sangre!


Festejaremos cuando se erradiquen los feminicidios

en las zonas urbanas y rurales,

en las comunidades indígenas, y en las fronteras;

cuando comulguemos con el nombre

de las desaparecidas en la punta de la lengua.


¿De qué color es el miedo, de que signo es la muerte?


Habrá regocijo cuando sean sancionadas

las mutilaciones genitales

y el consentimiento no sea desdibujado

con la culpabilización de la víctima,

cuando el abuso y el acoso sean penados y no justificados,

cuando la escala de valores no sea unilateral,

cuando la contribución familiar y laboral

de la mujer sea reconocida, y su salario

sea equivalente al de sus homólogos;

cuando desaparezcan la misoginia y la discriminación,

cuando ser mujer deje de ser una carga.


¡En sororidad resistiremos!

¡Ni una menos!

¡Vivas y libres nos queremos!


Te invito mujer a usar tu voz como punto de partida,

que sirva de trinchera, refugio, muralla y torre;

escribe, protesta, denuncia, crea poemas de testimonio

a partir de los sueños ajenos,

Las palabras rasgan, fragmentan deshacen, sanan, transcienden,

se elevan como una plegaria colectiva.


Que no queden residuos de los silencios compartidos.

Que las muertes que no morimos sean un gorjeo de pájaros

esparcido en las cuatro direcciones.








MIÉRCOLES DE CENIZA



Miércoles de Ceniza.

un recordatorio de la fragilidad, del origen de la vida

y la transformación después de la muerte.

-Polvo eres y al polvo volverás.


Nacemos con la cruz en la frente.

Niños del polvo con fecha de caducidad.


Vivir avanzando hacia la muerte,

viaje con una sola dirección;

algunos avanzando lentamente, coleccionando historias,

alargando el linaje, almacenando memorias

con el afán de encontrar cierta calma en el fin de los tiempos.


Otros, sin embargo, regresando a la tierra

antes de florecer, víctimas de la naturaleza corrompida

o de la ambición desmedida del hombre.


También están aquellos que morimos a plazos,

figuras apenas insinuadas, asumiendo palabras o silencios;

transitando con un frio permanente anidado en el pecho.

Los que desaparecemos aun estando aquí,

por los estragos del abandono, del destierro, la traición, el abuso…

Angustia sin pausa; naciendo y muriendo más de una vez.


¡Polvo soy y al polvo volveré!

Que se pierda mi nombre, y en el lugar de mis cenizas

brote un árbol de lilas. ¡Amen!






76 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo